Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Habéis pensado alguna vez cual es el momento en el cual decidimos darnos por vencidos en algo? ¿Cuando nos rendimos? y ¿Por qué?.  A veces son pequeñas cosas sin importancia que simplemente pasan por nuestra vida. Olvidamos que podían haber ocurrido y no lo han hecho porque sencillamente hemos dejado de pelear.

Cuando realmente somos conscientes de que nos hemos rendido ante algo, es cuando eso nos ocurre con alguna cosa a la que verdaderamente damos  importancia.De esto habla “Never give up”.

“Never give up” empezó a coger forma hace unos días, mientras compartía una de esas conversaciones inspiradoras con mis amigos de “Tuesdays with Morrie”. Hablábamos de la posibilidad de viajar, de romper con todo, buscar nuevos retos nuevos horizontes o  simplemente cumplir sueños…

¿Cuantas veces nos ponemos pequeñas excusas para no continuar un camino por miedo al fracaso? ¿Cuantas veces nos rendimos sin haberlo intentado todo?.

Cuando llegue a casa hice un pequeño listado de cosas que había empezado a hacer y que no había concluido. En ese listado había cosas tan simples como correr 3 veces a la semana unos 30 minutos y otras más importantes como cumplir con la promesa que le hice a mi padre hace ya casi 2 años (papá no se si algún día leerás esto, pero pienso cumplir la promesa y tendrás tu regalo de 65 cumpleaños).

Me di cuenta, que en todas esas cosas que había ido dejando en el camino, en ninguna, había una razón con suficiente peso como para no poder acabarlas. Simplemente me había rendido, había dejado que mis pequeñas excusas, mis pequeños miedos, mi pereza o simplemente algún motivo sin importancia hubieran ganado la batalla. Y eso no lo podía permitir.

Así que me he puesto manos a la obra siguiendo un pequeño esquema:

  1. Ordenar mi lista.
  2. Enumerar la lista de excusas e ir tachando todas las que no tienen peso ( las he tachado todas).
  3. Retomar las cosas que había empezado y no he acabado.

Consciente de que habrá nuevas excusas que quieran torpedear mi pequeño listado. He decidido recurrir a un vídeo de motivación de una persona especial y que me enseñó en un momento dificil para mí, que uno nunca puede rendirse en la vida y que la clave está en intentarlo una y otra vez. Y sobre todo ” Never give up…”