Etiquetas

, , , , ,

Hay gente con la que tienes una complicidad simplemente distinta y especial. Eso me pasa con mis amigos de “Tuesdays with Morrie”. Hoy hemos tenido uno de esos martes y una vez más de una de nuestras conversaciones ha salido la inspiración para  este post. Sobre “Tuesdays with Morrie” y mis amigos os hablaré más adelante, prometo hacerlo, ya que es uno de esos momento mágicos de la semana. Pero hoy quiero hablarlos de algo que tenía escondido en el baúl de las cosas importantes pero perdido en el desorden…

Creo que una de las características que más pueden definir mi carácter es la empatía. Por eso cuando mi amigo “Uve” estaba contando una de sus historias personales, siempre llenas de contenido, emoción y alguna frase maestra; me he sentido el protagonista de la misma… y una vez metido en el papel solo he interrumpido para hacer un pequeño inciso: “…eso es una Red Flag”… Y justo de eso quería hablaros, de ese pequeño secreto o inquietud y que gracias a la experiencia de  “Uve” he decidido compartir…

Una “Red Flag” es una señal. En cada uno de nosotros hay instalados una serie de pilares básicos, y si analizamos profundamente nos daremos cuenta que las personas importantes para nosotros tienen esos pilares o por lo menos los refuerzan…

Cuando esas personas básicas para nosotros, amigos, familiares, pareja, no cumplen o quiebran uno de esos pilares, aparece ante nosotros una “Red Flag”. Es simplemente una señal que nos indica que hay algo importante que no funciona.

En la mayoría de las ocasiones y para la mayoría de personas las “Red Flag” pasan desapercibidas. Suponen simplemente un cabreo momentaneo, un disgusto, una pequeña reflexión… En la mayoría de las ocasiones pasamos al lado de las “Red Flag” sin inmutarnos, sin darles la importancia que tienen, sin prestarles atención…

Cuando pasas tiempo y experiencias, te das cuenta que la mayoría de las  rupturas, distanciamientos, malos rollos, son debidos a las “Red Flag” y si no analizad profundamente alguna de estas experiencias y os dareis cuenta como en algún momento aparecieron “Red Flag” y pasásteis de largo.

La reflexión sobre las “Red Flag”, aunque no lo parezca; es más que positiva. Es una oportunidad de brindamos a nosotros mismos la posibilidad de luchar. Así que aprovechémosla!! Aquí os dejo 4 pautas que os pueden servir:

  1. Tener los ojos bien abiertos para percibir las “Red Flag”
  2. Identificar las verdaderamente importantes en tu vida.
  3. Tratar de resolverla conjuntamente.
  4. Ser consciente de que si no hay solución, el relación no va a funcionar. Algo mejor te está esperando fuera…

Creedme las pautas funcionan, o por lo menos conmigo han funcionado. Marcad vuestras pautas y probadlo, ya vereis como todas vuestras relaciones personales funcionan mejor…

Mi amigo “Uve” resolvió su “Red Flag” y seguro que vosotros resolveis las vuestras…

“Un corazón entusiasta siempre encuentra oportunidades