Etiquetas

, ,

¿Quién no ha pensado alguna vez qué es lo que realmente haría si sintiese que su tiempo su acaba y cuáles serían sus pilares en ese momento? La verdad es que alguna vez he fantaseado con este pensamiento y lo cierto es que siempre he llegado a la misma conclusión. En situaciones límite habla el corazón, habla la pasión, habla lo verdaderamente auténtico…

Esto ni más ni menos es “Three things…”  y no os voy a negar que la fuente total de inspiración de este post es esta reflexión.

ric_elias.html

“Three things” es darse cuenta de qué es lo realmente importante en tu vida. Para ello debemos ponernos en situación límite y lo estructuraremos en 3 etapas:

  1. Descifrar lo pendiente: todas esas cosas que has querido hacer y no has hecho. Que tienes pendientes de hacer y que simplemente no las has comenzado  porque tienes la sensación de que tu tiempo es ilimitado y siempre tendrás algún hueco para hacerlo. La conclusión es no aplazar nada en la vida.
  2. Eliminar lo negativo: la cantidad de tiempo que perdemos en defender cosas no importantes desgastándonos con gente que verdaderamente es importante.  Es intentar ser capaz de no tener siempre razón, sino eligiendo ser felices.
  3. Encontrar tu motor: esta es la parte más compleja y quizás la que más cueste asimilar y encontrar. Es la parte en la que el corazón habla sin palabras y nos manda el mensaje, nuestra misión, nuestra ilusión…

Escribiendo este pequeño relato me he dado cuenta de que a pesar de que día a día pongo en práctica  mis pequeños secretos, releflexionar sobre esto asusta.

Me he dado cuenta de la cantidad de cosas importantes que quiero hacer y dejo para más tarde porque tengo la sensación de que algún día las haré.

La cantidad de tiempo que pierdo defendiendo cosas que realmente no me llevan a ningún sitio, en vez de simplemente disfrutar de esos pequeños momentos que son únicos e irrepetibles.
Y sobre todo lo difícil que es encontrar ese motor, esa voz de tu interior que te revela cosas de las que no eres consciente y que realmente es lo que te hace mover…

Este relato es una invitación a la reflexión. Un canto al reconocimiento de las cosas verdaderamente importantes y la relativización del resto de las cosas que nos rodean.

Es un reto complicado, es un reto que lleva su tiempo, es el reto de “tomarse un largo café con uno mismo” y poner en orden nuestra mente. Os puedo revelar que yo estoy en pleno proceso y espero poder contaros pronto cómo va evolucionando…

… Se me concedió el milagro, de no morir ese día. Y se me concedió otro regalo, que fue la posibilidad de mirar el futuro y volver y vivir de otra forma…